Mamándosela a su amigo

A uno de estos dos amigos, como vemos, le encanta chupar pollas. Le gusta tanto que todo lo demás da igual, mientras tenga algo dentro de la boca ya tiene suficiente para sentir todo el placer del mundo y para que nosotros también lo sintamos sintiendo envidia de su devoción y amor por las pollas de los otros.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails